Las grietas son heridas en la delicada piel del pezón de la madre que da el pecho.

Son muy dolorosas porque el pezón está muy irrigado por terminaciones nerviosas y dado que el bebé mama muchas veces al día, el dolor de estas madres es bastante constante.

Existen varias causas de las grietas:

👉 Mal agarre al pecho: es el más habitual
👉 Frenillo sublingual corto o anquiloglosia
👉 Mastitis
👉 Retrognatia (barbilla retraída)
👉 Etc.

Para curar la grieta es FUNDAMENTAL detectar la causa que la ha creado y resolverla, porque si no lo hacemos, la grieta seguirá empeorando.

Una grieta es una herida por tanto debe curarse como una herida: mantener la herida limpia (lavar con agua y jabón unas tres veces al día) y dejar la herida al aire.

Las pomadas y ungüentos (por ejemplo la lanolina) no han demostrado su eficacia curando las grietas y de hecho, suelen empeorar el cuadro.

Tampoco recomendamos el uso de la propia leche para curar las grietas porque la leche materna no es estéril y en caso de mastitis podría agravar la infección.

¿Has sufrido grietas en tu lactancia? ¿cómo las resolviste?

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Las grietas son heridas en el pezón y son realmente dolorosas.

Además suelen ser una de las principales causas de abandono de la lactancia.

La causa más frecuente para que se generen grietas es el mal agarre al pecho, por eso es fundamental revisar que el bebé se está enganchando bien.

Si la grieta ya está presente hay que mantener la herida bien limpia y dejar al aire el mayor tiempo posible.

Para curarla es muy importante resolver la causa que ha generado esta grieta porque sino, no estaremos haciendo nada.

Si la grieta está infectada entonces el médico puede recetar alguna pomada con antibiótico o bien la aplicación de clorhexidrina, pero generalmente no es necesario.

Un apunte final, la lanolina NO cura las grietas y de hecho, retrasa su curación.

Os dejamos esta infografía que recoge las principales causas de las grietas en el pezón por la lactancia materna.

Si te ha resultado útil esta infografía y crees que pueda ayudar a más personas, compártela.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

 

En el podcast de hoy, Pilar nos habla de las grietas y la lactancia materna, un problema que hace fracasar muchas lactancias.

Puedes escucharlo aquí:

Escucha”Grietas Y Lactancia materna” en Spreaker.

 

Si crees que puede ser útil para alguien, por favor comparte este podcast.

El dolor al amamantar es uno de los problemas de lactancia que más preocupa a las madres Así que hemos querido hablar sobre ello en un FB live en el que Ruth además ha contestado a muchas preguntas en directo sobre este tema.

¡Espero que te guste!